Buscar

Es mejor planificar o improvisar?


Este debate es un tema recurrente al interior de los equipos y del cual podemos ver para ambos lados ventajas y desventajas, defensor@s y detractor@s. La verdad es que somos personas distintas y desde ahí enfrentamos las problemáticas de una manera diferente, en lo personal creo que la coordinación de acciones requiere siempre una instancia de planificación, mientras que para algo que haré sola, la planificación si podría ser una opción elegible o no. Me explico:


La planificación, ya sea en el ámbito de los negocios o nuestra vida personal, es trazar el rumbo, la forma y el fondo de cumplir con uno o varios objetivos que están desplazados en el tiempo. Si para cumplir ese objetivo me basto yo misma, el proceso de pensamiento que me lleva del estado actual al estado deseado es por si sólo un plan; probablemente al no tener una estrategia diseñada o planes alternativos, si las cosas no resultan como pensé, tendré que improvisar algo, no obstante mi mirada sería de todos modos la única mirada.

Si por otro lado para cumplir un objetivo puedo contar con otr@s, el proceso de planificación es indispensable, puesto que de la riqueza de compartir opciones y necesidades, aparecerán nuevos mundos que hoy no tengo disponibles.


Sentarse bajo un árbol una tibia tarde para conversar sobre la fiesta sorpresa para una amiga, es planificar; verificar escenario posibles, definir responsabilidades, acordar estrategias, comprometer recursos, todo para cumplir nuestro objetivo de la mejor manera posible. Si en vez de eso, cada uno simplemente aparece en casa de la amiga en cuestión, será difícil que sea sorpresa y probablemente todo lleguen con papas fritas. Visto de esta forma, planificar como un proceso y un método estructurado no es la única forma de planificar y si le quitamos esa solemnidad, nos damos cuenta que constantemente estamos haciéndolo.


Para las organizaciones y los emprendimientos es indispensable contar con un plan formal, es la única forma de poder evaluar si vamos en el camino correcto y decidir cuando debemos desistir y pivotear. También es la manera correcta de establecer acuerdos formales con compromisos y estándares de cumplimiento. La improvisación siempre está presente, por bueno que sea el plan siempre está la cuota de imponderables que nos desafiará a "salir jugando" cuando los vientos cambian, entonces, afina tu puntería para ser buen improvisardor(a) y siempre tomate el tiempo de sentarte a planificar los escenarios posibles y si puedes educarte para contar con herramientas formales para ese proceso hazlo, o pide ayuda!



#presentación #proyectos #reuniones

3 vistas

©2019 by coworkchiloe.